Canela procede de la corteza de un árbol y en dosis adecuadas podemos considerarla una planta medicinal. Pero en este caso nos interesa su faceta culinaria, y en la cocina vamos a utilizar dosis tan pequeñas que difícilmente va a causar un efecto medicinal más allá de potenciar las propiedades de la receta que de la cual forma parte. No obstante consumiéndola de manera habitual puede ayudar a mejorar nuestro estado de salud.

Todos los autores que hablan sobre la canela coinciden en que tiene un efecto estimulante que podemos atribuir a su alto contenido en minerales, sobre todo hierro y calcio. Estimulante sobre todo de la función intestinal lo cual nos ayudará a realizar mejores digestiones.

<