Esta es una dieta de choque ideal para preparar nuestro cuerpo antes de realizar alguna otra dieta más larga y complicada. Su objetivo es limpiar y depurar el sistema digestivo para que el tratamiento dietético posterior se mucho más eficaz.

La dieta de los cinco cuencos se basa en el consumo de arroz integral e infusiones depurativas. Se realiza durante un mínimo de 3 días y un máximo de 5. Además de tratamiento preparativo para otras dietas, la dieta de los cinco cuencos se puede utilizar periódicamente como tratamiento depurativo del sistema digestivo, es decir más o menos una vez al mes, esto nos ayudará a mantener la salud de nuestro sistema digestivo.

EL ARROZ INTEGRAL

Uno de los mejores aliados de nuestro sistema digestivo, su alto contenido en fibra nos ayudará a mantener limpio el intestino arrastrando los residuos y mejorando el tránsito intestinal, además la fibra alimenta la flora intestinal que nos ayuda a digerir y asimilar mejor los nutrientes y es una de las barreras defensivas más importantes del cuerpo.

Al contrario de lo que la gente cree, el arroz integral no engorda. Esto es lo que los pacientes temen con más frecuencia cuando les propongo la dieta de los cinco cuencos, y siempre me tengo que esforzar en demostrar que es una creencia infundada. Precisamente las propiedades nutricionales del arroz integral junto con sus efectos beneficiosos sobre el intestino ayudan a perder peso.

INFUSIÓN DEPURATIVA

La infusión depurativa depurativa propuesta es una combinación de cuatro hierbas muy comunes que tienen un efecto concreto en cuatro áreas del sistema digestivo.  Su acción conjunta facilita el proceso digestivo.  Se toma una cucharadita de postre por cada vaso, y tomaremos de 2 a 3 vasos al día después de las comidas.

  • MANZANILLA: actúa sobre el estómago

  • MENTA: actúa sobre el intestino

  • FUMARIA: actúa sobre el hígado

  • TILA: actúa sobre el sistema nervioso que regula la digestión

 

Decárgate aquí un ejemplo de la dieta de los cinco cuencos.

 

 

<