La manipulación es la técnica más famosa de la osteopatía  y constituye la base de las técnicas de la osteopatía estructural junto con los bombeos y el TGO (tratamiento global osteopático). A las manipulaciones también se las conoce como: Técnicas de alta velocidad.

Hay muchas preguntas frecuentes sobre las manipulaciones: son seguras?   A que se debe el chasquido que produce?  Es bueno crujirse uno mismo las articulaciones? Todas estas dudas y algunas más son las que intentaremos resolver en el presente artículo.

 

Qué es una manipulación osteopática?

Una manipulación no es nada más que un impulso que se aplica sobre una articulación que ha perdido su capacidad óptima de movimiento para que lo recupere. La lesión osteopática es un tensión que atrae hacia si una estructura, en este caso un hueso, impidiendo que se mueva en sentido contrario. La manipulación lo que va hacer es empujar este hueso en sentido contrario a la tensión que lo atrae para que pueda vencerla y recuperar así su libertad de movimiento.

Qué es el chasquido que producen las manipulaciones?

Cuando dos superficies articulares permanecen impactadas el tiempo suficiente la una contra la otra llegan a crear una situación de vacío entre ellas, igual que una ventosa cuando se aplica contra el cristal. Al aplicar un impulso sobre la articulación, las caras articulares realizan una separación “virtual” pero suficiente como para romper este vacío y permitir que las substancias que lubrican la articulación puedan circular entre ellas. La ruptura de este vacío es el chasquido que se escucha igual que cuando se arranca una ventosa de un cristal.

El objetivo de la manipulación es movilizar la articulación no producir el chasquido, al contrario de lo que mucha gente cree. Si después de manipular se vuelve a explorar la zona y el movimiento se ha corregido, la manipulación habrá sido eficaz aunque no hay producido ningún sonido.

Son seguras las manipulaciones osteopáticas?

Este es un punto bastante polémico. En los quince años que llevo trabajando con las manipulaciones nunca he tenido ningún problema ni tampoco he conocido de algún otro compañero que lo haya tenido.

Tampoco hay mucha documentación al respecto, haría falta más investigación para determinar el grado de peligrosidad de las manipulaciones.  Hasta ahora, el riesgo sobre el cual se ha investigado  es el posible daño vascular.

En la zona cervical tenemos dos arterias que aportan sangre a la cabeza y que se podrían ver comprometidas a la hora de realizar una manipulación. Los datos que hay hasta el momento hablan de 1 posibilidad de rotura de arteria cada 1 o 2 millones de tratamientos.

La mejor manera de reducir al máximo esta probabilidad ya de por sí muy remota es valorar la integridad arterial antes de manipular, si sospechamos de cualquier debilidad o alteración de riego sanguíneo, lo mejor es optar por otra técnica de tratamiento.

Criterios de eliminación:

  1. Historia previa de enfermedad o accidente vascular
  2. Hipertensión arterial, Hipercolesterolemia, osteoporosis
  3. Medicación antiagregante o anticoagulante.
  4. Test ortopédicos de insuficiencia vascular positivos
  5. Alteración estructural radiográficamente valorada

Son imprescindibles las manipulaciones?

 En la mayoría de los casos no son imprescindibles, la osteopatía tiene técnicas suficientes para afrontar un tratamiento sin tener que manipular obligatoriamente ya que en muchos casos no está indicado.

El buen terapeuta debe ser capaz de adaptar el tratamiento a las necesidades del paciente, cuando la manipulación sería un tratamiento de elección pero no es posible realizarlo porque hay algún impedimento físico o porque el paciente se niega, habrá que utilizar otros métodos para movilizar la articulación que queríamos manipular. En tal caso el tratamiento será más lento pero igualmente eficaz.

Tienen efectos secundarios las manipulaciones?

Los efectos secundarios de las manipulaciones son muy poco frecuentes

  1. Agudización de los síntomas habituales dentro de las 48h posteriores al tratamiento
  2. Reacción vaso-vagal: Mareo, nausea, sudoración. Suele ocurrir instantáneamente al practicar la técnica pero en ocasiones aparece durante las 24 posteriores al tratamiento.
  3. Molestias leves locales
  4. Molestias leves generales, se trata de dolores adaptativos que indican que la postura está cambiando.

Es bueno o malo auto manipularse?

Esta es la pregunta del millón que cada día me repiten en consulta. Cuando una persona se auto manipula es imposible que lo pueda hacer con la misma precisión que un terapeuta sobre un paciente, con lo cual seguramente la articulación manipulada no sea la correcta.

Además es adictivo, cada vez tendremos más ganas de manipularnos (crujirnos) las articulaciones puesto que nos proporcionaran un pequeño tiempo de alivio.

Al manipular una articulación la estás empujando contra su límite de movimiento, por tanto si esto se hace  repetidamente durante mucho tiempo acabaremos por tener una articulación inestable y a la larga un desgaste prematuro.

En resumen, no es bueno “crujirse” las articulaciones uno mismo.

<