Entendemos por órbita ocular la cavidad ósea localizada en la parte anterior del cráneo que contiene el ojo. Esta cavidad está formada por 7 huesos: 1-Frontal 2-Esfenoides 3-Malar 4-Maxilar 5-Lacrimal 6-Etmoidal 7-Palatino

Estos 7 huesos se articulan entre si formando una superficie con tres funciones principales:

1-Acoger y proteger el ojo

2-Crear un punto de apoyo donde puedan originarse los músculos motores del ojo

3-Permitir el paso de estructuras vasculonerviosas que inervan y nutren el globo ocular.

 

Esta superficie creada por la unión de los siete huesos debe tener unas características concretas:

1-Debe ser flexible para amortiguar los cambios de presión en el globo ocular

2-No debe ser excesivamente densa, de lo contrario de lo contrario puede presionar y deformar el ojo.

3-Debe ser móvil y seguir una armonía dentro del movimiento craneal.

El tratamiento osteopático de la órbita ocular es sencillo, consiste en valorar el la capacidad de movimiento de cada uno de los siete huesos de la órbita, tanto de manera independiente como  en relación con los demás huesos. La gran dificultad está en la capacidad de percepción que debe desarrollar el terapeuta, ya que sin el entrenamiento adecuado es muy difícil sentir el movimiento interno del tejido.

CUANDO VALORAR UNA ÓRBITA OCULAR

1-En todas las personas que han recibido un impacto frontal o facial, seguramente los huesos de la cara se impacten unos contra otros perdiendo capacidad de movimiento.

2-Personas con miopía, hipermetropía o astigmatismo. Esto son defectos visuales que tiene que ver con la deformación del globo ocular tal y como se explica en el articulo sobre la miopía. Como hemos visto más arriba, el aumento de la densidad de la bóveda ocular, o el bloqueo de sus huesos, puede presionar y deformar el globo ocular.

3-Personas con molestias relacionadas con la visión: cefalea, fatiga visual, mareos…etc.

4-Personas que padecen sinusitis crónica. 4 de los 7 huesos de la órbita ocular contiene senos, es por tanto lógico pensar que una sinusitis que afecte a unos de estos 4 huesos puede tener repercusión en las funciones orbitales.

 

 

OSTEOPATÍA Y OPTOMETRÍA

TRATAMIENTO OSTEOPÁTICO GLOBO OCULAR

<