La medicina tradicional china (MTC) nos da una explicación de cómo las emociones pueden llegar a generarnos una lesión. A veces este origen emocional no se tiene en cuenta y la lesión se alarga en el tiempo cronificándose y empeorando la situación. 

La acupuntura (MTC) considera que los órganos de nuestro cuerpo además de tener una función orgánica, fisiológica, en el mantenimiento de la vida, también tienen una función emocional. Cada órgano gestiona una emoción en concreto. 

PULMÓN: TRISTEZA

CORAZÓN: ALEGRÍA

BAZO: PREOCUPACIÓN

HÍGADO: RÁBIA

RIÑÓN: MIEDO

De esta teoría podemos entender de manera muy resumida y muy esquemática que: 

-El mal funcionamiento de un órgano nos va a producir un daño emocional

-La sobre exposición a una emoción nos puede generar un daño orgánico. 

 

Normalmente las emociones se suman a otros factores físicos o ambientales para llegar a producir una sintomatología. 

 

Los órganos internos comunican a nivel energético con la superficie por medio de unos canales llamados meridianos. Estos canales tienen un recorrido subcutáneo descrito en los atlas de acupuntura. 

 

El proceso lesional sería el siguiente:

 

1-Sentimos una emoción muy intensa o durante demasiado tiempo. 

2-Esta emoción puede dañar su órgano correspondiente aunque puede ser que este aun no de sintomatología. 

3-Puede aparecer un factor físico como un traumatismo o un sobre esfuerzo que se añade como factor lesivo 

4-Aún puede aparece un factor ambiental como el frío o la humedad que debilitan todavía más el órgano en cuestión 

5-El órgano ya no puede soportar más estrés y empieza a desarrollar sintomatología que notaremos o bien en una disminución de sus funciones o bien alguna alteración sobre el trayecto de su meridiano. 

Esta es una explicación muy rápida de algo muy complejo. Para conseguir que se entienda mejor iremos poniendo ejemplos concretos cuando hablemos de una lesión en particular.

 

<