La regla no debería ser ni dolorosa, ni irregular ni molesta.

La menstruación es un proceso natural que tiene lugar en el cuerpo de la mujer y como tal no debería suponer una molestia. Cuando aparecen alteraciones del ciclo menstrual: dolor, irregularidad, alteraciones en el sangrado o síntomas asociados, esto nos indica que hay algún desequilibrio energético, nervioso u hormonal que impide el normal (natural) desarrollo de las funciones. El ciclo menstrual nos da mucha información de cómo está funcionando el cuerpo de la mujer.

La medicina tradicional china nos ofrece una interesante visión del funcionamiento del ciclo menstrual comparándolo con el resto de ciclos que tiene lugar en la naturaleza, y nos propone un tratamiento que natural que restaura su equilibrio.

Un órgano no es solamente una estructura individual cuya misión es realizar una única función dentro de un sistema. Al contrario, cada órgano es considerado como un conjunto de funciones con características similares, no realiza una única función si no que participa en mayor o menor medida de todas las funciones corporales incluso a nivel mental y emocional.  Por tanto y según este razonamiento es imposible tratar un desarreglo menstrual actuando solo sobre una característica del mismo o sobre un órgano en concreto. Se actúa en todos los órganos según su nivel de responsabilidad de los mismo, sobre la esfera mental y emocional, en definitiva, se actúa sobre la MUJER.

Aun así, resulta práctico sobre todo a nivel pedagógico separar y enmarcar las alteraciones menstruales más frecuentes y los órganos que según el concepto oriental tienen más implicación al respecto.

 

TIPO DE CICLO

En toda la naturaleza y por tanto dentro del cuerpo humano todo está regido por ciclos: las estaciones del año, el sueño y la vigila o la menstruación. El encargado de regular estos ciclos es el riñón (concepto oriental). El riñón entre otras cosas es el encargado de administrar nuestra energía vital y actuar como un reloj biológico que nos marcará el crecimiento, la pubertad y el ciclo menstrual. Por tanto, a este nivel va a ser muy importante tanto el estado propio el riñón como la relación de este con el resto de órganos ya que, si va a estar afectado por algún otro elemento, no podrá desarrollar sus funciones correctamente, entre ellas el ciclo menstrual.

Ciclos cortos:

Esta alteración suele ser entendida por la medicina tradicional china como un exceso de calor en el cuerpo que acelera las funciones vitales, en el útero concretamente. Un riñón debilitado, órgano yin, no puede controlar la actividad de los órganos yang.

Ciclos largos:

Caso opuestos al anterior, un exceso de frío enlentece las funciones vitales y con ellas los ciclos menstruales. Un riñón muy débil puede ser incapaz de calentar la energía.

Ciclos irregulares:

En este caso no se trata de un exceso ni de una falta de energía sino de un estancamiento de la misma lo que altera el normal devenir del ciclo. Dependiendo de cómo sea el estancamiento en cada momento, el ciclo ocurrirá de una manera o de otra, es por eso que acaba siendo impredecible.

 

DOLOR MENSTRUAL

El dolor menstrual suele deberse sobre todo a dos causas:

– una nutrición insuficiente del útero: el dolor se presenta o aumenta tras la menstruación y se siente como una molestia en el vientre y las lumbares, se alivia al cubrirse el vientre con algo blando y puede asociarse a pesadez en el bajo vientre, cefalea, vértigos, nerviosismo…

– una obstrucción en la circulación de la sangre: el dolor aparece antes o durante los primeros días de regla ya que al haber mayor cantidad de sangre en el útero el estancamiento es mayor y suele acompañarse de otros síntomas como irascibilidad, hinchazón, coágulos menstruales, frío y dolor en distintas regiones..

 

SANGRADO MENSTRUAL

El sangrado y sus características son atribuibles sobre todo al Corazón que controla el movimiento d la sangre y su temperatura, y al hígado que controla su distribución.

-Regla poco abundante. Sangrado corto. En principio cabe pensar que hay poca producción de sangre y por tanto se elimina poca. Habría que valorar otros síntomas como el color de la lengua (pálida), el pulso (vacío, lento), el color de la cara, cansancio, fatiga.

-Regla abundante. Sangrado largo: volvemos a la situación de exceso de calor en corazón y/o hígado. El color de la sangre, la presencia o no de coágulos, el pulso, la lengua… todos estos factores nos van a inclinar más hacia un órgano (elemento) u otro.

 

 

SÍNTOMAS ASOCIADOS A LA REGLA

A parte de los síntomas propios del ciclo, la menstruación puede generar otros síntomas en órganos o zonas del cuerpo aparentemente no relacionadas. Estos van a depender del estado general del cuerpo que se somete al ciclo menstrual y del entorno social y emocional de la mujer en cuestión.

Migrañas, alteraciones de ánimo, hinchazón del mamas o vientre, estreñimiento, acné. Cada uno de ellos merece ser estudiado por separado y relacionado tanto con los órganos (elementos) que participan en mayor proporción en el ciclo menstrual como con los hábitos de vida y entorno pisco-social.

 

 

EJEMPLO DE UN PUNTO DE ACUPUNTURA TRATADO CON VENTOSA EN UN TRATAMIENTO DE DESORDEN MENSTRUAL

 

<