La escuela de propiocepción es un concepto revolucionario en el mundo de los ejercicios terapéuticos. En ella aprenderás a realizar los ejercicios que concretamente a ti te son necesarios para mantener tu estado de salud, siempre de la mano de un fisioterapeuta que previamente habrá valorado tu estado general. El objetivo es la educación para que entiendas cuáles son tus necesidades mecánicas y como trabajarlas

QUE ES LA PROPIOCEPCIÓN?

Como comentamos en los artículos del sistema nervioso, la sensibilidad viaja desde unos sensores que hay en la periferia por el nervio hasta nuestro sistema nervioso central donde será procesada. Hay dos tipos de información sensitiva, la externa y la interna. La información sensitiva externa nos aporta datos que el cuero recibe de su exterior tales como la temperatura, el tacto o la presión. La información interna nos aporta datos del de nuestro cuerpo, se recoge en los músculos, tendones, ligamentos y articulaciones. Esta información interna es lo que conocemos como propiocepción “información propia del cuerpo”.

Un tendón puede estar acortado o estirado,  un músculo tenso o relajado, un ligamento puede estar soportando una tensión excesiva o puede estar debilitado. Todos estos datos son informaciones sensitivas procedentes del interior del cuerpo y que nuestro sistema nervioso recoge. Gracias a esta información propioceptiva sabemos en qué postura estamos en cada momento, cual es la fuerza necesaria en cada movimiento. Sin esta información no podríamos movernos puesto que no tendríamos control sobre nuestros movimientos.

ALTERACIONES PROPIOCEPTIVAS

Cuanto mejor es la propiocepción de un individuo este tendrá más destreza y más agilidad puesto que tendrá mejor control sobre sus acciones.

Frecuentemente la propiocepción se ve alterada debido a  lesiones, traumatismos, sedentarismo o malos hábitos posturales. Cuanto más alterada este la propiocepción seremos menos agiles y menos efectivos en nuestras acciones aumentando así el riesgo de lesión, empeorando la recuperación  si ya estamos lesionados o incluso aumentando el riesgo de recidiva.

OBJETIVO DE LA ESCUELA DE PROPIOCEPCIÓN

Como en todas las escuelas el objetivo es educar y aprender.  Para poder mantener el estado de salud y la forma física es necesaria la implicación del propio individuo, y para que esto ocurra la persona debe conocer sus características físicas, su potencial y sus limitaciones.  No se trata simplemente de hacer ejercicio sino de saber cuál es el ejercicio que más nos conviene.

COMO FUNCIONA LA ESCUELA DE PROPIOCEPCIÓN

1.VALORACIÓN INICIAL

Previo acceso a la escuela y a la ejecución  de cualquier ejercicio, un fisioterapeuta realizara una valoración del estado general de salud, sobre todo de en el aspecto físico y mecánico. En esta valoración se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

  • Zonas rígidas o con poca movilidad que interese flexibilizar
  • Musculatura acortada que condicione la postura e interese estirar
  • Alteraciones posturales que condicionen tanto la estática como la dinámica del cuerpo y se puedan corregir
  • Zonas hiperlaxas o inestables que se deban tonificar
  • Musculatura atrofiada que se deba tonificar

2.ELABORACIÓN DE UN PLAN DE EJERCICIOS

Basado en los hallazgos de la exploración, el fisioterapeuta encargado confeccionará una plan de ejercicios personalizados y sobretodo adaptados al nivel de cada individuo. Estos ejercicios van destinados a mejorar el esquema corporal es decir la propiocepción. Para conseguir un cuerpo ágil no basta con tonificar (como ejemplo de un trabajo), hay que tomar consciencia de que se está tonificando,  entender por qué se debe tonifica tonificar y cuál es la mejor manera de hacerlo.

3.LAS SESIONES

La sesión dentro de la escuela de propiocepción es de una duración aproximada de una hora. Durante este tiempo el fisioterapeuta que ha realizado la valoración y diseñado el plan de ejercicios está en todo momento con el paciente supervisando la ejecución de los mismos. Las clases pueden tener un número máximo de cinco personas, cada una de ellas haciendo sus propios ejercicios a su ritmo. Por último la frecuencia de la sesiones puede variar entre una y dos a la semana dependiendo del caso.

QUIEN TIENE ACCESO A LA ESCUELA DE PROPIOCEPCIÓN?

La escuela de propiocepción se puede entender de varias maneras. Puede ser un coadyuvante del tratamiento en consulta, es decir, mientras el paciente realiza su tratamiento en consulta se puede aprovechar de la escuela de propiocepción para acelerar el proceso de recuperación de su lesión. Siempre y cuando el terapeuta lo considere oportuno.

Otra manera de entender la escuela de propiocepción es como mantenimiento de la forma física para aquellas personas que no tienen una lesión concreta pero que a menudo tienen molestias leves o sienten haber perdido destreza y habilidad física. La escuela de propiocepción les ayudará a reducir las molestias e incrementar el rendimiento.

Por último, se puede entender la escuela de propiocepción como complemento a personas que tengan que realizar mucho esfuerzo físico. El entrenamiento consigue que realicemos un gesto deportivo más rápido o más fuerte pero eso no significa que sea saludable.  Los ejercicios personalizados de la escuela de propiocepción nos servirán a la vez de  calentamiento para una esfuerzo y como preventivo de posibles lesiones.

<